miércoles, 8 de diciembre de 2010

Quiero...

No quiero esperar a ver el sol para sentir tu amor, ni a las estrellas para sentir tu calor. Quiero poder besarte de forma especial como si el mundo se fuera a acabar. Cuando te quiero tener de una vez, siempre tengo que callar. Quiero poder abrazarte sin más, dejar de ocultar lo que me hace volar...  No lo quiero estropear pero, tampoco olvidar, es mucho ya. Estos deseos no tienen final, no hay nada más especial, no te lo tengo que asegurar.
Quiero olvidar ya los problemas que todo esto pueda conllevar, te quiero y ya está.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Qué mas da ya.

No me digas que te vas y me vas a dejar. No... no lo podría soportar. No tengo planes más allá, así que ¿Por qué no me acompañas hasta el final? No sé que es esto, por lo tanto no sé que siento. Puede ser algo bueno si es por las dos partes igual, malo si el deseo no es real. ¿Y si no siento nada y solo te quiero un montón más? ¿Y si eres especial porque todo lo sabes apreciar?
Oh, me olvidé de que me lo tenia que callar. Aunque que mas da ya!






jueves, 2 de diciembre de 2010

Sentirse mal.

Que el juego se acabó. Que el dolor ya bastó  Que el tiempo es mi aliado, que tu ya no vales nada, que no sé de que vas pero me da igual, que ya no te hace falta reaccionar porque lo has vuelto a estropear. No pretendas nada más. No te voy a volver a retar, cerciórate ya de que esto a dejado de funcionar. Esta vez no fui yo, sino tu orgullo "molón".
Dejaré de pensarte y de llorarte, no te regalaré ni una lágrima más. Seamos realistas, hay muchos intereses por medio y no son míos, tengo la conciencia bien tranquila.
Aunque te necesite y nadie ocupe tu lugar, hay otros lugares, es muy grande el mar.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Seguir sin creérselo. Pensar que es mentira, que nunca ha podido ni podrá ser verdad.
Atrapada en la bondad ahí morirás si no cambias ya. La culpa ya es tuya si no haces algo para escapar. Te está matando y te da igual, te das cuenta, da igual, te decepcionas, da igual.
Hoy te lo han dicho y no te he visto brillar. Dejaste de llorar de felicidad. Tú eres transparente, demasiado transparente, pero es que el orgullo...es lo que tiene.
Sigues sin poder imaginar como sería de verdad, quieres que de una vez todo sea normal. Aunque no puedes, todo es demasiado sensato y normal.

* Y... una vez que un corazón se libera, no vuelve jamás...

domingo, 28 de noviembre de 2010

Abandonar.

Intentar hablar en modo normal y disimular que por dentro te mueres, sola. Da igual que no puedas más, da igual cuanto tiempo pase así sin más, da igual lo que te pueda pasar, total...

Not giving up on love

Solo una tarde más, para bien o para mal  ya no volverá a ser nada igual. Para que esa estrella vuelva a brillar no hace falta nada más que la verdad, búscala. Si después de todo no vuelve a haber nada más, me puedo olvidar de volverlo a intentar por muchas ganas que tenga ya. No sé que podría perder así que, que más me da!

Solo una tarde.

Y es que no puedo vivir sin pensar en ti.
Aunque sé que así seguiré hasta el fin, no pueden decir que me he vuelto a rendir.
El problema, no me conoces. Estoy loca y eso siempre me ha servido. ¿Dejas que lo pruebe contigo? Te prometo que solo seré yo. Deja que te diga que quiero irme de aquí, que todo lo quiero olvidar y que una vez más eres genial. Quiero hacerte ver que me dan igual los principios de los demás, eso es lo que te va a  enamorar y si no lo hace eso, mis besos lo harán.

¿No te das cuenta ya?

lunes, 22 de noviembre de 2010

Se vende.

En el cristal un corazón voy a dibujar aunque el frío se lo lleve una vez más. Quiero pensar que 
es real aunque otra vez vuelva a soñar. El tiempo como brisa del mar pasará. Tú ya no me esperarás nunca más. No habrá 14 de febrero sin ti. Me volverá a faltar un abrigo en invierno, un sol en verano y una flor en primavera. El otoño ya no sonreirá, la luz de las estrellas se apagará y a oscuras me dejará, esperando una eternidad. El resultado será: se alquila una vez más.


viernes, 19 de noviembre de 2010

Adivina adivinanza.

De verdad, no se puede controlar. Yo no puedo. A veces te hace sentir que puedes volar, que no importa nada más; otras que quieres escapar para olvidar. La necesidad que te produce es imaginar algo más aunque no sea real.
Es lo que más felicidad te puede aportar y lo que lentamente y profundamente te puede matar. Si te encuentras con él una y otra vez, no lo maltrates, no lo desprecies, cuídalo una vez más como si todo acabara de comenzar...

Ahora, te acabas de enamorar.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Pour l'amour

Una vez más, este amor produce temblor.
Ojalá, sin temor, hiciéramos el amor, como una apuesta de sol...
Y es que lo siento, lo entiendo, lo comprendo, es el calor del amor.

Deliciosos besos con sabor pide mi egoísta corazón.
La mano, rozarte sin temor.
Pero, ya  no. 

Ahora...
Regálale tu primor a ella, a ella tú Sol.
Haz de tus acciones amor y dáselo.
Arrópala con tus brazos cuando tenga frío.
Observa como duerme, como respira.
Observa quien es.
Observa quien eres.
Y... no dejes que se vaya
da igual lo que haga.

Amor sin corazón tengo yo,
Y es que, yo me fui sin querer y
sé que no puedo volver.

Oh, volver...

sábado, 13 de noviembre de 2010

¿Alone?

¿Qué es lo que sientes al besar?
Ya no puedes parar de pensar y menos de llorar. Creiste volver a empezar, volverte a ilusionar, a querer algo más, a dejarlo todo una vez más, pero resulta, que ya no te quedan fuerzas para un aliento más. La vida da vueltas pero tu has llegado a dar más. Querias contrarestar el dolor poniendo un poco de amor, la amargura con la dulzura, la cordura con la locura... A pesar de tus esfuerzos, no puedes hacer más. Te propusiste volver a comenzar otra vida más, pero tu corazón no aguanta más, y la razón ha dejado de ser racional. Tu alma, una vez más, quiere volar, pero no puede reaccionar, le duele respirar.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Confusión

Quiero sentir que te necesito otra vez aquí. Aunque esto se haya convertido en un sin fin siento que ya no soy  para ti, que todo lo que sentí lo perdí... Quiero encontrarlo. 
El pensarte me hace añorarte, encariñarme. No tenia futuro sin ti, ahora sí. En un pedazo de mi corazón siempre lloverá sin parar, en otro, el sol saldrá un vez más. Quiero recuperar mi amor irracional... ¿Dónde tengo que firmar? Te quería junto a mi el resto de mi vida, compartir mi sin vivir, morir otra vez por ti. Quiero volver a desearlo así.
Necesito un suspiro que me acaricie al despertar, volver a sentir que ese mirar que me hace temblar no dice nada más que: aprovéchalo ya. Que me encierren por amarte, por desearte. 
Pero, quizás me equivoqué al pensar que todo acabaría como un día sentí, soñé y quizás no estés hecho para mi, ni yo para ti. 
Y otra vez, me puedo sentir sola aquí.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Inmensidad.

Y allí en la desierta playa se encontraban. Era de noche, había luna llena, no había rastro de ni una estrella. Las olas del mar rompían cada vez más cerca de sus pies. Las conchas en sus bolsillos iban a parar. En la orilla estaban, en la orilla mojándose los pies. Ella cantaba, él la miraba mientras su pelo negro acariciaba, lo dos  sonreían a la vez. No sabían que hacer ni tampoco que decir. La brisa dulce del mar pero,  lo aclaraba todo. Parecía que era hora de marchar, aunque se quedaron una vez más a escuchar sus corazones a compás.



lunes, 1 de noviembre de 2010

¿No?

Las palabras encerradas salieron en forma de grito de desesperación. Mi luz se apagó y esta vez no fue de indecisión. Las cosas se me fueron de las manos, todo se escapó. Suspiros helados brindaban a mi alrededor. Esquemas lógicos se destruyeron con la explicación. Sollozos de exaltación que brillaban por su esplendor.
Dolor profundo. Sonrisa falsa. Pensamiento prohibido. Necesidad de amor. Contestaciones sin razón para un pobre corazón. Al final, aquella claridad eterna que me dolió.


sábado, 30 de octubre de 2010

Miedo a...

Tengo tan inmenso miedo cuando pienso en lo que siento... Ayer descubrí algo, pero no sé si lo tengo que compartir. Descubrí que esto es un sin vivir, que no puedo estar sin ti. Descubrí que quiero ser egoísta por quererte solo para mi. Descubrí que justo lo que tienes es lo que quiero para mi. Descubrí que la razón de vivir es no dejar de pensar en ti, que todas las palabras te las quiero dedicar a ti, que mi corazón no sabe hacer otra cosa que no sea llorar por ti. Descubrí que todo este tiempo me mentí. Creí que quería más a los demás que a ti, que simplemente te necesitaba porque sí, y no es así. Desesperada estoy de tener que tragar lo que siento y negar todo lo que pienso. Día tras día pensaré en estar junto a ti, aunque nunca pueda ser así. Todo lo que pido a gritos callaré para que nada pueda cambiar otra vez...

jueves, 28 de octubre de 2010

Aún

Llegará el final y todo inacabado estará. Tuve tiempo pero no valor. Mi momento pasó y mi dolor incrementó.
Alguna posibilidad había, pero no la supe apreciar. Tuve miedo hasta el final.
Cada día dejo de vivir un poco más. Me hace dudar. Me hace rabiar. Me hace pensar. Me hace temblar. Pero sobretodo me hace llorar. Un dolor que, solo, no se puede calmar.
Las verdades me comen por dentro y dejan menos de mi mitad. Las mentiras nunca se destaparán. Mi amor amargo se convertirá y un vació en mí habitará. Aún me duele el alma.

TINC UN DESFICI, AI, INCLEMENT

Tinc un desfici, ai, inclement,
pel cavaller que m'ha servit.
Massa l'he amat, m'ha malferit,
vull que tothom en tingui esment.
Ara veig que sóc traïda
car no li he dat el meu amor.
Per ell jo visc en plany i enyor
en llit o quan vaig vestida.

Voldria haver-lo avarament
entre mos braços nu una nit.
Feliç seria en el meu llit
si jo li fos coixí plaent.
Més que Blancaflor, ferida
per Floris, cerco el seu favor,
car jo li ofreno cor i amor,
el seny, els ulls i la vida.

Oh bell amic ple de dolçors!
Quan us tindré vora el meu cor?
Si amb vós jagués, quin bell deport!
Quin bes, el meu, més amorós!
Sapigueu que goig hauria
si us tingués en lloc del marit
sols que em juréssiu, penedit,
de fer ço que jo voldria.

miércoles, 27 de octubre de 2010

pero te quiero.

lunes, 25 de octubre de 2010

Revolución

Hacer algo es nuestra misión, la revolución ahora forma parte de nuestro corazón. El miedo está en nuestras mentes y la ignorancia en nuestras palabras. ¿Qué es lo que nos habéis quitado? Todo ¿Qué es lo que vamos a callar? Nada. Lo que buscamos es la verdad, lo que este tiempo habéis intentado ocultar. Cada vez son más las coincidencias, aquellas raras sentencias. Pero ¿Qué vamos a hacer? Yo aún no lo sé.
No sabéis diferenciar el bien del mal, no sabéis  lo que es aprender porque nunca lo habéis echo, no sabéis que es desesperar...
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

domingo, 24 de octubre de 2010

¿Luz?

Momentos tensos cada vez más desesperantes me aguardaron.
Los solitarios y fríos días han recorrido mi cuerpo dejándome sin aliento, pero repleta de pensamientos. El manto de estrellas me arropó cuando no tuve calor, incluso una de ellas un ojo me guiñó. La lluvia me hizo un vestido azul liso. Los grandes árboles me regalaron una flor, aquella flor que nadie recordó. El Sol su amor me regaló y su luz el camino me mostró.
Mi nuevo sueño comenzó. De nuevo volví a sentir que estaba perdida, pero lo único que quería aquí era a ti. Aparentaba sentir que podía vivir sin poder hacerlo, que podía dormir sin poder conseguirlo, que podía empezar a olvidarme de esto y de lo que soy, pero no puedo. Tontamente volví a pensar que alguna vez me podrías acompañar hasta el final. Volví a ser aquella quien lo iba a dejar todo por ti, aquella que se vestía así, aquella que hablaba así, aquella que con un reconocimiento era inmensamente feliz, aquella que se ha dado cuenta que no es para ti,  pero aquella que siempre se acordará de ti.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Heartbreaker

Poder es lo que tienes ahora mismo en tus manos, razón en la mente y mentiras en el corazón. Tienes un caparazón verde y marrón que tapa tu verdadero color, el amarillo, el de llamar la atención. Parece que en tu visión formo parte de otro escalafón, del escalafón menor. Te sugieres ideas equivocadas e hipótesis poco acertadas; objetivos planeados y metas trucadas. Y un final fatal, la muerte sentimental.
 Todo es una gran espiral que parece no tener un maldito final. ¿Para que mantenerme presa siempre lo he estado?

martes, 19 de octubre de 2010

Rosa de los vientos.

Llega la noche a la cuidad, la luz tenue se apaga y mi mundo queda sumido en la oscuridad, sin referente alguno, sin estrella, sin lucero, porque yo lo espanté. Las tinieblas inundan de nuevo las solitarias calles y ocupan los bares, hace tiempo vacíos. El airé poco a poco se convierte en humo denso y espeso que no me deja respirar. Los edificios de vivos colores se transforman en eternas prisiones que solo yo ocuparé. La luna se oculta para dejar paso a los señores de la noche, pero no me harán nada, me temen. La temperatura desciende bruscamente y mi ropa en  negra se convierte. No puedo gritar, no puedo despertar a nadie, es mejor que esté sola. Esperaré hasta que amanezca para que la luz del Sol  me proteja y para que aquella estrella vuelva aunque sea a brillar en otra ciudad...

miércoles, 13 de octubre de 2010

Sin identificar.

Nací aquí, en una tierra que no pedí ni elegí, pero sin embargo sigo aquí. Lo que sé lo aprendí aquí, todo lo que he visto, lo que he vivido y todo lo que más quiero y a las personas que más quiero están aquí. Quizás estoy por estar, por rellenar, porque tuvo que pasar o quizás estoy aquí como alguien más que algún día con orgullo su tierra quiere coronar, coronar de lo mejor que pueda dar... 
No soy ni de allí ni de aquí, no soy de ningún lugar. No soy de nadie. No hablo un idioma, ni dos, ni tres, hablo muchos; los que me han enseñado, los que yo elija aprender y los que yo respete, todos.
Puedo decir que no sé de donde vengo ni de dónde procedo que ese siempre será mi paréntesis y que siempre me dolerá que no me tengan en cuenta, que me etiqueten o que me clasifiquen con los demás, como algo igual, algo que hay que tratar de olvidar...

Porque no todas las realidades son iguales.

martes, 12 de octubre de 2010

Ya no me queda nada más.

De espaldas a todo, intento no ver la realidad. Con las manos me tapo los oídos para no escuchar la verdad. Con lo ojos bien abiertos voy a colorear un historia especial, aquella historia que nunca se cumplirá. Con la nariz huelo a sal, sal del mar que tengo aquí, la única cosa que no me deja ir. Con las experiencias mi consciencia trato de callar, para no fallar una vez más. Los latidos sin sentido de mi corazón aprenderé a callar. Siempre tendré algo que no sabrás.
A pesar de todo, con nuestras cosas buenas me voy a ilusionar una vez más. Con mil deseos siempre te voy a ayudar. Con mil palabras tu dolor voy a aliviar. Con ánimo siempre te voy a tratar. Con mi alegría siempre te voy a coronar. Con mi voz voy a callar todo este mal. Porque ya no me queda nada más.


domingo, 10 de octubre de 2010

No soy nada.

Cuando grito al viento que te necesito y ese grito nunca vuelve.
Cuando con fuerza trato de tirar este muro, pero cada día es más alto y robusto.
Cuando cada hora no puedo dejar de pensar en si esto va a acabar.
Cuando tu silencioso y agudo ingenio, transforma simples palabras en un afilado y cruel cristal, que día a día en mí se clava más.
Cuando miro al Sol y deja de brillar porque un día más por ti me ve llorar.
Cuando no veo mi momento, pero si  el de los demás.
Cuando de noche y sola, tengo que ocultar que me duele que esto no será jamás igual.
Cuando el verbo amar me dijo que tenia que aprender a olvidar.
Cuando al hablar contigo nunca termino de encajar.
Cuando en una hoja escribo que quiero escapar de este lugar.
Cuando veo que quieres más a los demás.
Cuando estando fatal, me desvivo por tu mal.
Cuando mi corazón trata de callar a mi mente racional que dice: nunca lo obtendrás.
Cuando una muestra de cariño de donde no la hay.
Cuando creo que de mi no te podrás olvidar.
Cuando al querer decirte que eres lo mejor que me ha podido pasar no puedo.
Cuando estoy en el peor momento algo más lo tiene que fastidiar.
Cuando tantas veces como te escucho tantas veces me desilusiono.
Cuando digo que esto da igual y no lo da.
Cuando intento creer que alguien mejor habrá. Y no.
Cuando imagino que el tiempo pasará y esto no lo sabrás jamas.
Cuando en cada renglón olvido decirte que te quiero
Y cuando se me olvida recordarte que no quiero que te vayas nunca de aquí.

sábado, 9 de octubre de 2010

¿De sueño a realidad?

Es de noche y en tu regazo, muy acurrucada, me encuentro. Estamos iluminados, iluminados por un manto de millones y geniales estrellas. Una de ellas, con tenue pero intensa luz, nos está guiñando. Mientras, yo, estoy pensando en que esto jamás puede acabar, en que lo necesito como al respirar y en que me siento la persona infinitamente más especial.
Lentamente levanto la cabeza para poderte observar y no hago nada más que nerviosa estar. Tu mirada me impone y a la vez me conoce. Tú también me miras y me sonríes. Estoy confundida, no puedo creer que seas tú quien me acaricie, quien me abrace, quien conmigo esté. Lo imaginé, sí, pero nunca lo vi posible así.
No quiero un bonito beso, quiero que hagamos el amor, que hagamos el amor en forma de salida del sol. Así, cada mañana, serás la razón de mi corazón.

jueves, 7 de octubre de 2010

El fin.

Me veo incapaz de escribir algo referido a ti. Se me acabaron las palabras. En realidad, nunca las he tenido. Es como si ya no supiera escribir, como si nada tuviera ya valor, porque yo misma se lo quité. No sé el significado ni la medida de mis palabras y menos el de mis pensamientos. Mis ideas son débiles y fallan. Mis argumentos son quebradizos y poco convincentes. Mi corazón es un gran cajón lleno de serrín, porque parece ser que el amor, rastreramente, vendí. Mi cuerpo tiembla cuando a mis ojos ve llorar y me juzga duramente mientras mi mente deja de respirar. Lo único que puedo pensar: quedarme sola hasta el final.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Again

De nuevo perdida estoy, para mi, no es nada raro. Parece que el tiempo se haya acabado, agotado. Ya no sé lo que es la normalidad y menos la seriedad. Ahora, en mis pensamientos (Lo más profundo de mí) soy egoísta. Cuando veo que todo sale mal justo es cuando ya no sé reaccionar, aunque tampoco lamentar, o sí, eso sí. Quiero dejarlo todo a un lado y volar, pero eso no se puede hacer aquí o eso dicen.
Con un té, veo las tardes pasar y cuando lo hago, no puedo evitar pensar. Pienso en un remedio, ya no para mi mente, sino para mi corazón, que perdió su resplendor.
No puedo conseguirlo y cada vez menos, perseguirlo. Perdí la razón y ahora el corazón. Solo sé gritar, gritar fuerte para no llorar. Me duele saber que después de todo, quien única y exclusivamente tiene la culpa soy yo. Mi consuelo, mi pañuelo es el tiempo, el tiempo necesario para cambiar mi mirar.
Me está faltando luz...

martes, 5 de octubre de 2010

No tener lo que tenias antes.

Aprecia lo que tienes antes de que sea tarde porque se que el tiempo escapa y hasta es capaz de olvidarte puede que pierdas algo que quieres por orgullo, algo que ahora ya no es de nadie pero que antes era tuyo
y todo puedes perder solo por una estupidez y tu tormento pensara en aquella vez, en un tal vez en que... por una tontería, se fue a tomar por culo aquello que tu mas querías.
Valorar cada detalle por muy pequeño que sea , a veces por miedo a una perdidas la gente cambia, pero no sirve de nada cuando un recuerdo se va y entonces vives muerto, con la conciencia vacía y ya es tarde para intentar creer la culpa no fue mía.
Hay que pensar muy bien en todo antes de actuar, arrepentirse significa tardar en rectificar…
Morirá ese sentimiento que corría por tu sangre, quedará libre el corazón que mantenías preso en tus rejas de alambre
quien sabe, puede que lo eches de menos y que ya no exista cura, tan solo un dulce veneno…
No supiste valorar lo que tuviste has de saber, si no hubieses echo el idiota todo seria igual que ayer.
Aprecia lo que tienes antes de que sea tarde, antes de que se te escape,
de que se marchite esa oportunidad, esa ultima esperanza antes de que el pasado pase página



Porta - Aprecia lo que tienes














lunes, 4 de octubre de 2010

Change the world....


Estoy en un día en el que quiero que todo esto, mi alrededor, sea mejor. Un día en el que doy amor con mucha ilusión, sin dar explicación. Atrasé tu despertador para que siguieras soñando con él o con ella al tiempo que cambié las oscuras y amenazadoras nubes por un esplendido y bonito sol. Sustituí un llanto por una sonrisa, un enfado por un guiño y un incómodo silencio por un dulce beso. Sonreí a cualquiera y miré a todo el que por delante se pusiera. Compré bombones otra vez, aunque sola me los comiera.
Escribí miles de cartas de amor sin destinatario y luego las repartí. Como no puedo compartir mi corazón, compré uno y te lo di.
Venid aquí, os diré todo lo que sabéis pero que tenéis olvidado, os dije. Reuní vuestro amor, lo clasifiqué y lo enmarqué, y aquí en mi corazón colgado está.

domingo, 3 de octubre de 2010

Verte

Una tarde más arrimada a la ventana, miro la calle y nos imagino. Nos imagino, no necesariamente de la mano, pero si arrimados. Hace frío, aunque no lo noto, supongo que será nuestro calor humano. No sé porque hemos quedado, así, nunca lo habíamos hecho. Es domingo, todo esta cerrado y apagado, la calle está en silencio, ya no tiene vida, solo puedo sentir tu sonrisa. Vamos sin rumbo, aun así, no me importa. Todo es tan agradable pero a la vez tan incómodo que no puedo adivinar que siento. Tampoco sé lo que sientes tú.
Por lo que has visto con el tiempo sabes como soy, pero si me dejaras la oportunidad de mostrarte, del todo como soy, creo que te fascinaría, como tú me fascinas a mí. Todo lo que dices es tan lógico pero tan mágico que se convierte en único... Por eso esperaré un día más. Porque en realidad ya sé nuestro final.




sábado, 2 de octubre de 2010

Vayámonos de aquí.

Suena Your love is my drug de Ke$ha, exactamente son las 6:44. No tengo ganas de levantarme, solo de quedarme en la cama y dormir las horas que la pasada noche estuve frente al ordenador. Lo único que ahora puedo hacer es pensar, con claridad o no, pero pensar. Pienso en que de nuevo vuelve un nuevo lunes, una nueva semana y una nueva página de mi agenda por rellenar. Tanto pensar, tanto pensar se me está echando la hora encima. Me ducho, me visto, me calzo, me pinto de una manera sencilla, cojo el mp4, los chicles de menta y me voy hacia el insti.
Las 8:00, estoy en clase de historia y hay algo que suena en mi maleta, es el móvil. Lo saco y en la pantallita pone "Papá cuartel" llamando. Que raro pienso yo, sabe que estoy en clase, además nunca, nunca me llama con este número.
Me acerco a la mesa de la profesora y le pregunto si puedo salir fuera un momento, me llama mi padre al móvil y es importante. Me deja, salgo y lo cojo. Mi padre, serio, me dice: Hoy a la salida vendré a buscarte yo, no te entretengas mucho hablando. Bueno, no te preocupes, te lo explicaré. Le contesto: Vale papá, nos vemos en un rato, un beso.
Las 15:00. Me despido de mis amigos y apresuradamente me dirijo a la salida. Llego al coche y callada me monto. Las 15:04, mi padre se decide a hablar. Entonces le pregunto que porque me recogió hoy y simplemente me contesta: Tenemos que hacernos unas pruebas. Le miro y me quedo flipando. No puedo decirte más me dice al ver mi cara.
Las 15:34, estamos en la puerta del cuartel. Hay un gran control, más grande de lo habitual. Mi padre se saca una tarjeta azul que pone A2 (Ala dos) y la muestra a los soldados enmascarados. Yo, flipo aún más.
Llegamos a una nave, que por lo que sé es ahí donde está la enfermería. Soy una adolescente, pero no soy tonta y me empiezo a preocupar.
En la enfermería, me hacen tumbarme en una camilla, me hacen tomar una pastilla y me sacan sangre. Todavía sigo sin enterarme de nada, aunque por lo que veo, lo que me imagino no me hace mucha gracia.
Me mandan salir de la enfermería. Mi padre me coge y me lleva a una habitación apartada. Allí, me dice lo que ocurre: Hace una semana, en España, por primera vez en una persona se detectó un brote de algo parecido a la rabia. No es la primera persona en el mundo con estos síntomas, hace semanas que las hay, pero no había nada en claro hasta ayer. Se especula que es producto de un fallo en una serie de experimentos en varios laboratorios farmacéuticos. La situación ahora es de total normalidad, pero eso podría cambiar y más aquí encerrados como estamos en esta isla. Por eso tantos secretos y tantas pruebas. Necesitan saber como nos encontramos. De momento permaneceremos aquí hasta que se aclaren las cosas. No tendremos ningún problema, si lo hay, nos evacuarán. Eso sí, no puedes moverte de aquí. ¿Vale?
Cuando acabó de hablar, no pude evitar preguntar y preguntar. ¿Qué pasaría con el resto de familia? ¿Y con mis amigos? ¿Qué pasaría con todo? Esto no podía estar pasando...
Mi padre, me tranquilizó, justo sabía lo que estaba pensando y me dijo que los demás lo sabían y pronto estarían fuera de aquí, que de eso ya se había encargado. Pero... Y ella, mi mejor amiga ¿Lo sabía?
Cariño, me dijo él, de eso también me he ocupado. Que alivio pensé.
Las 18:00, estoy aislada en una maldita habitación, sin poder hacer. Lo primero que pienso y que no he dejado de pensar es, que no me puedo ir sin él. Mi padre no puede hacer nada más de lo que hace. Joder, no puedo irme de aquí así. Alguien golpea la puerta, es mi padre, vaya cara de perro, seguro que trae malas noticias. Míriam, mañana a primera hora nos iremos de aquí, nos han ocultado información, los casos controlados que habían aquí hace una semana, dejaron de estarlo y están fuera, en la calle. Me temo que si en una semana no los han encontrado, esto ya no se puede controlar...
Son las 0:00, sin saber nada de él, me veo obligada a abandonar la habitación, a mi padre le han informado de que el virus se ha propagado más rápido de lo que se esperaba. Rápidamente nos evacuarán.
Pero... de repente, en un cerrar de ojos, la situación ya es incontrolable, muchos de ellos han entrado en el cuartel, necesitamos salir de aquí. Mi padre, me mete en un coche en el que había una chica y me dice: Cielo, no te pasará nada con ella estarás bien, yo me tengo que quedar ya lo sabes, nos encontraremos al amanecer, en el aeropuerto. Yo, asustada, le doy un beso.
Las 0:24. Por fin hemos conseguido salir de allí, la gente estaba como loca, no había visto nada igual nunca.
Estábamos en una carretera secundaria, esperando las ordenes del superior de guardia. No sé como pero nos encontraron. Al cabo de 6 minutos, tenia un arma en el asiento del copiloto y la que estaba en el asiento del conductor era yo intentando escapar de aquel infierno. Eso sí, no sabía a donde dirigirme, estaba en medio de la nada y todo estaba muy oscuro. Lo primero que hice, sin pensar, fue llamarle. Al cuarto pitido lo coge y dice, ¿Sí? y yo le digo: Hola, ¿Dónde estás? ¿Con quien estás? ¿Estás bien? Hay un ruido que no me deja oírle, pero él, asustado contesta: Estoy en mi casa, no sé que está pasando. ¿Tú lo sabes? Estoy solo, la gente esta como loca, esta situación es insostenible. ¿Dónde estás tú? De nuevo, nerviosa y como puedo, le digo: Yo sé lo que está pasando, no te muevas de ahí voy para allá.
Las 0:50, consigo llegar, no sé como lo he hecho, pero lo he hecho. Él está allí y totalmente blanco me ve llegar. Me bajo del coche corro hacia él, le abrazo muy fuerte y le digo, sube al coche te lo explicaré todo, pero antes, ¿Dónde están todos? No están, ellos se los llevaron... me contestó medio llorando. Subimos al coche. Y yo, también casi medio llorando, le digo, mientras conduzco sin rumbo: Mi padre esta mañana me recogió del insti y me llevó al cuartel donde me hicieron unas pruebas, resulta que hay un brote de rabia o algo así parecido, por lo visto, ya hace un par de meses que se encontraron casos pero no se tuvieron en cuenta. Aquí, hace una semana, los casos controlados, de lo violentos que eran, consiguieron huir y ahora están libres. No sé como lo ves pero no podemos quedarnos aquí, mi padre me quiere sacar hasta del país, pero a mi sola. Lo único es, que no me puedo ir sin ti, por eso estoy aquí Él, atónito, después de ver todo lo que vio no podía asimilarlo y no se lo creía. Yo, busqué el móvil, pero no lo encontré, seguro que lo había perdido... Ya no tenía contacto con mi padre pensé, entonces más triste me puse aún.
La 1:25 hemos llegado a algún sitio, hemos llegado a la casa de campo de mis abuelos, allí en teoría tendríamos que estar seguros. Nos bajamos del coche y en mi bolso, busco las llaves (Que menos mal un día cogí del cajetín olvidado de casa mi abuela) y abro la puerta.
Entramos y vamos a la que era la habitación de mis abuelos. Nos sentamos en la cama y yo temblando le digo: No sé que vamos a hacer, me cuesta creer que estemos aquí. Él, abrazándome: Lo único que importa es, que estamos aquí y que por eso vamos a sobrevivir. Antes de que amanezca, nos acercaremos al aeropuerto como acordaste con tu padre y te despediré allí. Yo, aún sin poder parar de llorar y llorando aún más por lo que acababa de decir susurré: no me despedirás, porque si me voy no será sin ti y si me quedo será por ti. Pues, él, me besó en la mejilla y un silencio me bastó para saber que un te quiero me dedicó.
Los dos, nos tumbamos en la cama y intentamos dormir, aunque ninguno de los dos pudiera.
Las 6:44, esta vez no sonó mi pesado pero alegre despertador. Por su cara, parecía que no había dormido en toda la noche, por lo que me supuse que se quedó vigilando. Me levanté de la cama, le acaricié la cara y sin decir ni comer nada fuimos al coche. Ahora conduciré yo, me dijo. No podía dejarle, no había dormido ni una hora, así que me puse yo al volante. En dirección al aeropuerto, nos atacaron, eran como 10, yo no sabía que hacer así que después de cerrar los ojos y pisar fuerte el acelerador, no sé como, pero salimos de aquella.
Las 7:11, estábamos muy cansados, sobretodo él, así que paramos, paramos justamente en un bonito lugar. En nada comenzaría a amanecer. Cogí una chaqueta que había en el capó y bajamos del coche. Andando y sin preocuparnos, nos acercamos a un acantilado. Allí, en el suelo me senté, él, seguidamente se tumbó, con la chaqueta le tapé.
Eran las 7:15, no sabía que hacer, ya no teníamos más que hacer. Todo aquello se les había ido de las manos y ahora lo estábamos pagando. Él, que a pesar de estar rendido no podía dormir, me dijo: ¿Es el fin verdad? Y yo, la verdad que sin saber que decir, dije: No lo sé, no lo quiero ni pensar, alomejor moriremos aquí, así que acércate, te quiero mucho!




jueves, 30 de septiembre de 2010

Extraña sensación:

Hoy un día más al calendario sumar, un número más a tachar en lugar de coronar. Otro día sin aprovechar, sin haber sabido hablar. Cualquier día de estos aquí lo tendré y no sabré como reaccionar, entonces habré perdido mi oportunidad y ya será tarde para una vuelta atrás. He de poder asimilar un final y su proximidad pero ¿Cuándo lo sabré afrontar? y tú ¿Cuándo lo sabrás afrontar? No solo yo estoy aquí, tú también y todos. Ahora bien no sé si estás conmigo o sin mi por que realmente, por desgracia, no sé ni sabré lo que piensas.
Me siento indefensa ante esto y ante las cosas que nunca podré hacer y que quedarán en un profundo recuerdo, si es que quedan...
Estoy segura de que si no sucede algo trágico o fatal todo quedará y seguirá igual. Es una pena que uno, para darse cuenta de algo malas cosas tengan que pasar... Ya te digo, todo es rutina, todo. Pero ¿Qué pasará cuando ya no la haya? Yo, al menos me habré quedado sola esperando una oportunidad que  nunca llegará y que antes debí aprovechar. Hablo de la vida, de esta vida. La vida en la que debí hablar en lugar de callar por miedo a errar...

Ya sé que soy yo y que hoy y siempre de tu nada y poco saco una mísera pero bonita conclusión de amor, aunque en realidad no tenga razón...

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Confundimos las cosas, confundimos los conceptos.

Desde que lo escuchaste o lo viste seguro que no has podido comprender pero lo que si has podido es ofender. ¿Alguna vez te paraste a pensar que razón o razones tenia o he tenido para hacerlo?¿Si me he arrepentido o no? No ¿Verdad? Tú que vas a saber... Sabes como son los demás pero no sabes como eres tú en realidad y eso es lo que te hace hablar.
¿Para qué pensar en lo que me sucede a mi si ni siquiera sabes pensar por ti? Pretendes sustituir una información por otra. Una información que no está correctamente completa y nunca lo estará o al menos para ti.
¿Qué te hice para que tan mal dijeras sobre mí? ¿Por qué querer amistad si puedo tener odio y rencor? Parece que es lo que piensas, o eso es lo que aparentas con cada una de las cosas que haces.

[...]


Cuando te equivocas te da igual el daño que puedas causarte y lo mal que puedas quedar en tu yo interior, exclusivamente buscas el perdón de ese corazón que lo dio todo por ti. Pero ahora encuentras que no puedes seguir más, todo es igual que antes pero te sientes incómoda y sosa, no te sientes tú, eso es que ahora es tú corazón el que necesita calor...

lunes, 27 de septiembre de 2010

Ya no sé quien eres...

Vale que últimamente no sepa quien carajos soy pero que hoy deje de saber quien eres tú... Puedo escribir cosas muy malas incluso muy crueles aunque no sean verdad con tal de liberar, pero no lo haré. Primero porque no puedo y segundo porque yo en realidad te quiero. Me equivoqué muchas veces pero esta la que más, lo reconocí y eso sí, tuve la fuerza de decírtelo. Tú te quedaste helado como me estoy quedando yo ahora, lo pasaste mal y me odiabas hasta en el final de los finales y lo peor es que lo vi y lo sentí. Quizás me lo merezco sí, pero un amigo así no lo puedo mantener aquí, en mi corazón, o sí. Yo te perdonaría las vidas que me propusieras, soy extremadamente vulnerable y sensible especialmente con ciertas amistades como tú. Sabes que haría cualquier cosa porque me dijeras lo que en realidad piensas de mí. Antes eras tú el que no me entendías a mí, la que no te entiende ahora soy yo. ¿Qué digo? Te entiendo perfectamente y sé lo que quieres hacer, hacerme el daño que te causé yo o aún mayor. Quieres ver como poco a poco caigo sobre los pies de los demás mientras tu orgullo ondea libremente como si de una bandera tratase... Ya entiendo porque dicen que a los amigos hay que tenerlos cerca pero a los enemigos todavía más...Cada vez que lo pienso tiemblo. Tú sabes como dañarme hasta que no pueda más.Únicamente desearía perderme en el infinito para que nada vuelva a contemplar mi estrella brillar...

domingo, 26 de septiembre de 2010

Tan lejos pero a la vez tan cerca.

Tengo tantos deseos para ti y tantos deseos para mi sobre ti....
Miro con gran ilusión ese calendario tan simple y apagado pero que me sirve para contar los días. Cada día contarlos esperando e imaginando como será volverte a ver. Lo imaginé de tantas formas, todas tan buenas que claro, ya no me quedan. Trato de no ponerme nerviosa al contar y me intento no equivocar pero es algo que aún no he podido superar. Puedo distraerme con mil cosas a la vez aunque en realidad ninguna me estará distrayendo tanto como para olvidarme aunque sea solo un segundo de ti. Me gustaría saber que haces cada hora, minuto e incluso segundo porque sé que nunca me decepcionaría. Quiero estar muy cerca tuya, tanto hasta llegar a ser tú. ¿Todavía no me ves capaz de todo? Te has hecho valer y eso lo sé ver.




jueves, 23 de septiembre de 2010

Aei...

Realmente, contigo es con quien quiero compartirlo todo. Sobretodo esa linda apuesta de sol que tan dulcemente se posa en mi ventana para vigilarme como si fuera persona única en la tierra, para observarme e iluminarme. No quiero darme cuenta, aunque no tengo más remedio, de que ya no te quiero sino que te amo. Estoy de nuevo en el punto de partida, en la salida, me queda mucho que recorrer para alcanzar aquel iluminador estatus que me diste y que tan poco valoré, soy consciente, muy consciente. Todo esto me ha cambiado, ni siquiera sé que hacer para calmar todo el dolor que te he causado. Cada vez que pienso en lo que has llorado mi corazón se estremece tanto que me hace sentir que por un minuto he dejado de vivir. Necesito verte para que me digas, mirándome a los ojos que tu corazón alguna vez  ha dado un vuelco tan grande como lo ha dado, casi siempre, el mio. Si no es así, lloraré, pero al menos lo sabré. Me distanciaré, pero nunca me alejaré. Estoy aquí como siempre escribiéndote sin que lo sepas y queriéndote a escondidas en mi gran rincón de amor...

miércoles, 22 de septiembre de 2010

He is my life.

Decidí tomarme un respiro y así estoy haciendo. A quién pretendo engañar... Pero si tú no formas parte de él...  Formas parte de mi nuevo plan, eso sí. Si no formases parte estaría loca. Sencillamente porque dejas que sea yo y que eso te vuelva completamente loco si importante nada más que mi felicidad, aunque te cueste la tuya... No sabes lo inmensamente feliz que me hace saber que aunque no siempre me llegues a entender, porque tela, telita, tela, harás lo que sea, para parecer que lo haces. Todo esto suena a que recurro a ti cuando tengo problemas, y no, tú pensarás que no me fijo en lo que me dices, en lo que haces... Y sí, para mi, lo más importante es que seas tú y que nunca cambies, porque entonces el agujero que dejarías en mi corazón sería tan inmenso que acabaría tragándome.
Una y otra vez más, gracias, gracias por tu comprensión, compañía, seriedad, sinceridad, realidad, locura y por tu amor incondicionalmente incondicional! Jamás podré olvidar aquello que me escribiste tan y tan detalladamente... me fascinó y lloré mucho, que se lo sepas. Me acuerdo de cada detalle con ternura y dulzura...   Gracias por formar parte de mi vida mejor amigo.
No olvides que no puedo olvidarte y que me encanta que te encante. Te quiero.









Porque así es como me has abrazado cuando lo he necesitado.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Un respiro.

Aquí estoy de nuevo frente a la pantalla del ordenador. Esta vez no para escribir algo sobre amor sino algo como una despedida temporal, Una despedida de lo que he sido hasta ahora. Lo hago porque ya me cansé y quiero ser como antes o al menos intentarlo. No me gusta sentir que no soy la misma, que estoy perdida y que cada vez decepciono más. Quizás muchas personas dejarán de quererme cuando se den cuenta de lo que me he dado cuenta yo, de que ya no soy tan especial y comienzo a ser normal. Puede ser que por todo lo que hice y haya hecho pierda a mi mejor amigo, a mi cómplice y al que posiblemente quiero como a nadie. Solo me queda pensar en todas aquellas canciones que dejó para mí.
Hasta pronto!

Mi película.

Las luces se atenúan, la grabación de NUESTRA pelicula termina aquí, pero solo por hoy. No veo el momento de volver a escuchar el ¡silencio, ser rueda! y de volverte a ver bajo las luces de los focos... conmigo.



lunes, 13 de septiembre de 2010

Gracias, gracias por tu amor(:

Mi amor, quizás creas que te miento. Yo también lo creía. Al dejar de tener aquella inmensa ilusión por ti a tener una simple ilusión es lo que empecé a creer. Ahora he dejado de creerlo. Me dí cuenta de ello al ver que cuando algo me recordaba a ti, una prenda, un olor, una sonrisa... Literalmente dejaba de existir y deseaba perderme en la inmensidad, contigo claro. Soñaba con que nunca nadie nos encontrara allí, solo pudieran hacerlo nuestros cuerpos... Porque soy consciente de que en realidad te necesito porque lo que es mi alrededor se derrumbaría sin ti. Siento que quiero tenerte siempre, pero siempre, muy cerca, aunque solo sea para sentir tu rápida respiración.














You're the only exception...

sábado, 11 de septiembre de 2010

Como me sentí ayer.

Dentro de unos minutos sería media noche y yo, seguia sin tener sueño. Hablaba con mi mejor amiga, le explicaba que estaba teniendo una rara sensación y un par de escalofrios seguidos, me dijo que a ella también, a veces, le pasaba pero que no era nada. Justo dio la casualidad que él, no contestaba, como podía ser... pensaba yo. Siempre contesta, contesta tan rápido y tan cariñosamente que me pareció muy extraño. Daba igual, dentro de nada iria a la cama tuviera sueño o no. Ahhhh, NO, no daba igual, estos dias, él,  había tenido unos problemas, me tenía muy preocupada, no podía irme sin al menos saber de él. Para que me iba a engañar, claro que me interesaban sus problemas, si le habían metido en algun lio, pero también me interesaba que no hubiera encontrado otra chica, otra chica de su edad, de aquella ciudad donde reside por el momento, más lista o simplemente más loca que yo... Menuda tonteria monté por "nada". Aquel nada, en ese momento, para mí lo era todo. Como él en mi vida.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Cuando estás enamorada

Hoy, estuve a punto de equivocarme, como de costumbre, pero esta vez no lo hice. Sé por qué, por ti.
Cuando apunto estaban de rozarme esos labios, evité que lo hicieran de nuevo. No porque no quisiera besarlos si no porque no eran los tuyos. No pude contenerme y me puse a llorar, por supuesto me largué de aquel lugar. Aunque todo el camino, justo el mismo que recorrimos aquella pasada y preciosa noche, me recordaba a ti, a tu cuerpo, a tu locura pasional. No sé que pensaría aquel chico después de haberle dejado allí, tirado, pero sinceramente me daba igual. Solo intentaba en no pensar lo tanto que te necesitaba y lo mucho que me costaba no tenerte. A partir de ese momento deseé con más ganas que nunca que me abrazases como siempre hacías, tan dulcemente y acariciándome la cara, que no deja de ser una cara enamorada, enamorada de tus manos. Muy al lado o donde quieras encontrarlo, se encuentra mi corazón que late o deja de hacerlo por ti. Pensé, aquí o allí, pero te conseguiré. Puede que no lo consiga, pero jamás podrás reprocharme que no lo intenté, que no lo dejé todo por ti, porque es lo que haré si es necesario.

Porque cuando estás enamorada parece que lo demás no importe.

martes, 7 de septiembre de 2010

Bonito vestido ¿Verdad? Es rojo, ¡Rojo pasión!

Allí estaba yo, tan puntual como siempre, pero más tranquila que nunca. Miré mi gran reloj con forma de corazón y marcaba las cuatro y veintinueve. Justo he tenido que llegar antes que él pensé. Odio que vea la cara de tonta que pongo al recibirle y más con la cantidad de carmín que llevo encima, y eso solo para que mis labios sean más apetecibles... Deseo conseguir ese beso ya. Tic, tac! Queda menos. De 60 interminables segundos por fin quedan 15. Le veo, le estoy viendo! No puede ser, no puede ser, se ha puesto esa camiseta que tanto me encanta... Me saluda, feliz. Andamos un par de cuadritos de cera, cruzamos cuando está parpadeando y en la otra cera decidimos donde ir. Como siempre tuvo una idea genial y decidió llevarme a un bar muy cerquita del mar. Que bonito era aquello, que color tan especial tenia el mar y que ganas tenía de él. Pedimos algo para tomar, charlamos, reímos y nos miramos continuamente, ¿Qué más podía pedir? Ah sí, mi beso. Pero, no tardaría en llegar, eso no lo supe hasta el momento claro. Eran las seis y veintinueve cuando nos dirigíamos hacia una playa cercana y muy solitaria. En el último paso para llegar a lo que sería mi sueño, tropecé y partí uno de los preciosos tacones negros que llevaba. No me dejó caer, me cogió y en brazos me llevó hasta la orilla, como si de casados se tratase. No podía sentirme mejor en aquel momento, el que podía haber sido el momento más vergonzoso de mi vida, se convirtió en un gran momento de pasión. Pues, avergonzada, le agradecí lo que había hecho. Él simplemente se limitó a callarme con un simple, no fue nada princesa. Entonces en aquel momento de "no saber que hacer y/o decir" le besé. No lo esperaba y eso hizo que más le gustara. Sin dudarlo puso su mano en mi cintura y comenzó a subirla hasta que llegó a mis labios y dulcemente me besó, sin yo poder hacer nada para evitarlo. Todo eso era lo que más deseaba, no lo podía creer. No demoró más de 2 minutos en quitarme aquel precioso vestido rojo que exclusivamente me compré para él, yo también le desnudé. En 3 minutos estaba tumbada en la orilla susurrándole que quería más. Y mis deseos se cumplieron.


sábado, 4 de septiembre de 2010

Tu genial amor.

Nada más levantarme, respiro amor, tu amor. Te tenga lejos o te tenga cerca no puedo dejar de sentirte, de sentirte muy adentro. No voy a negar que lo paso mal, pero tu no eres el culpable, jamás. Solo eres el culpable de provocarme esa infinita sonrisa, esas grandes ilusiones, esa enorme pasión y esa gran locura (Que es toda tuya) . Simplemente al hablarme, al susurrarme lo infinitamente grande que soy, aunque vista fea, haces que me convierta en una bella princesa, tu bella princesa. Para que engañarme, me gustas y mucho. Cuando tenga mi oportunidad no pienso dejarla escapar. Si tengo que marcharme contigo al mundo de nunca jamás lo haré. Te regalo mi amor poco fronterizo.
Una cosa más mi amor,  no dejes de mandarme esos besos tan dulces cuando terminanos de hablar... Ellos me hacen respirar.
Porque esto es amor y lo demás son tonterias.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Tenerlo todo

Ahora que te tengo, quiero tenerte siempre. Antes ¿Cómo sabía vivir sin ti? Bueno, sencillamente me basta con saber que ahora sé que no puedo.
Porque en realidad eres algo que me completa, que me llena. Lo demás, no importa.
Por esos besos que no tienen nombre, por ese amor que me das, por esa alegría que tienes y por ser como eres... Porque ahora es cuando me doy cuenta de que te tengo y de que jamás te quiero perder, no sabría que hacer. No sé muy bien lo que hay dentro de ti que me atrapa y no me deja escapar, que me hace vivir, sentir, querer como nunca...





Te tengo, me tienes; sentir que ahora lo tengo todo.

martes, 31 de agosto de 2010

Mi amor, mi vida, mi TODO

Y aquí estoy, muerta de pena por que te vas. Al fin, he conseguido lo que quería, una demostración de tu incondicional amor. Eso me da fuerzas para seguir hoy, mañana, pasado y toda una vida. Con tal de que sea por tu amor... Contaré los segundos, los minutos, las horas, los días... y los besos que me tocan por cada uno... Verte será la gran recompensa a esta espera, que se hará eterna. Pero a día de hoy, tengo claro lo que hacer y que decisiones tomar. Tú estás en mis planes. Mejor dicho, tú eres mi plan. Haré lo que tenga que hacer, iré a donde tenga que ir y dejaré todo lo que tenga que dejar únicamente por ti. Estaré contigo, no sé cuando, pero algún día lo estaré y ese día será el comienzo de mi vida. La locura, el deseo y el amor me llevaran hasta ti. Para siempre; Te quiero mi vida.

lunes, 30 de agosto de 2010

Mi eterna locura...

Jamás imaginé que todo esto empezaría alguna vez. Pero a empezado y ahora no puede parar. Ahora más que nunca sé lo quiero, sé lo que busco y que hacer para conseguirlo, aunque me cueste la vida. Tu identidad robó mi corazón, tu locura no lo deja escapar y tus ojos piden una recompensa que nunca podría pagar. Mis manos locamente te quieren acariciar, mis ojos eternamente mirar y mis labios tus besos quieren robar. Estoy tan loca, que a pesar de no saber como, las estrellas cazaré por ti. Mi único objetivo será parar el tiempo para que me abraces como tú solo sabes hacer, con amor. Mi perdición será tu boca y mi maldición la distancia. Mi aliado, el destino.
Mi tiempo, nuestro tiempo se acaba. Solo puedo hacer una locura, besarte. Luego, suplicarte que te quedes. ¿Podrás decirme que no?

domingo, 29 de agosto de 2010

A mi lado ya NO.

Después de lo que ha pasado, de lo que te he permitido decirme saliendo impune y de lo mucho que he llorado resulta que estoy mejor que nunca. No vuelvas lloriqueando, porque según tu punto de vista el infantil ahora mismo lo estarías siendo tú. Sé que me echas de menos, tanto o más como lo hacia yo... Sabes que nunca te voy a abandonar, soy así de lista o de tonta,como quieras verlo. Por favor entiende que ahora mismo quiero ser libre, sí, lo sé, justo todo lo contrario que deseaba antes... Es así. El corazón es el que dicta. Ya basta de tanta razón, ahora toca corazón, reacción.

sábado, 28 de agosto de 2010

Tú, otra vez.

No terminaste de irte de mi vida y al no terminar has vuelto a entrar... Entraste de una manera espectacular. ¿Recuerdas? Yo sí. Recuerdo que era necesario que cada minutos de mi vida lo viviera contigo. Que esos ojos tuyos me contemplaran atónitos cada segundo de cada tarde y que me dijeras que conmigo, por fin podias olvidarlo todo. Me equivoqué y por desgracia o por suerte todo aquello acabó de la misma manera que comenzó, por escrito. Tuve tiempo para reaccionar pero no supe como. Yo ya estaba enamorada, pero tú no... Venga vale, perdí el tiempo de una manera impresionante, que ni yo misma me lo creo... Ahora eso no se puede cambiar... Hoy solo intento ayudarte y consolarte, arrimar el hombro como ya hice en repetidas ocasiones. Pero nada, lo único que haces tú es despreciar, despreciar porque no te das cuenta del vacio que luego te quedará... Date cuenta ya de que mucho tiempo no voy a esperar.
¿Y si es el destino? Al carajo el destino. Si me quieres bien y si no pues también.

Respirándote

Trepas hasta mi alma y como el humo consigues entrar. Creas una sensación de inestabilidad estable que me hace temblar. Haces despertar en mí, un deseo incurable. Te acercas y siento tu respirar, me tocas y me vuelve loca, te miro y sabes que me muero por besar.

viernes, 27 de agosto de 2010

Particular barquito de papel

Se hunde... sus posibilidades de flote están siendo continuamente destruidas... Fue construido con
una única misión, una misión que jamás terminará...AMAR. El exterior no importa y nunca ha importado, nunca a servido ni servirá esa gran coraza de hierro reforzado. Aunque es una buena defensa si hay un atacante, claro. Su objetivo lo está destruyendo lentamente y sin a penas saberlo... Aún cree que es un sueño, un mal día, algo de negatividad y por ello sigue persiguiendo la esperanza de sobrevivir un día más... A pesar de que no puede sostenerse, intenta mantenerse cerca de la luz del Sol, ella iluminará su gran valor... Sus maderas quieren reír, reír dulcemente y lo más que pueden hacer es llorar, llorar amargamente. Recibe ayuda, mucha ayuda... pero es él quien debe ayudarse solo... Es fuerte, no se rinde, lo intenta una vez detrás de otra. Incluso intenta cambiar la situación aparentando estar entero pero en realidad está consiguiendo hundirse más. Procura dejar de lado la oscuridad nocturna para aferrarse a la brisa y a la luz del despertar. Pero está perdido, se siente solo e incomprendido. No tiene más voz para gritar ni más cosas para expresar, tampoco tiene más aire para respirar...
Después de todo tiene muy claro que debe hacer... Al final cuando se acabe todo no volverá a mirar más hacia atrás... Simplemente comenzará una nueva misión dispuesto a brillar.




Nos hundimos, como los barcos. Pero a diferencia de ellos nosotros podemos volver a flotar.

¿Preguntándose preguntas?

¿Para qué aprender a flotar si ya sabes volar?
¿Para qué hablar si puedes gritar?
¿Para qué querer si puedes amar?
¿Para qué soñar si puedes hacerlo realidad?
Y ¿Para qué llorar por alguien más?

¿Por qué te bajas el listón?¿Esperas alguna reacción?
¿Por qué aprender a olvidar lo ocurrido?¿No es mejor recordar para comprender?
¿Por qué le buscas a todo una explicación?¿Para complacer tu ilusión?
¿Por qué buscas tu igual? ¿Sólo para deslumbrar?
Y ¿Por qué lo das todo si te dan tan poco?¿Por amor?

No importa. Te consuela saber que no llegas a tocar el cielo porque ya estás en él !


jueves, 26 de agosto de 2010

Algo más = Tú

Despertar y nada más abrir los ojos poder verte. Tenerte cerca, a penar a un beso de distancia... Y ahora es cuando más te siento. No puedo explicarlo, solo sentirlo, sentirte. No saber ponerle nombre a tus besos, a tus caricias. El tiempo pasa, pasa contigo. Quererte a más no poder, hasta necesitarte para respirar. Sentir que por fin, no es lo de siempre, sino algo más.


Sentirse especial de nuevo.

Son las cuatro menos un minuto, con un pegado vestido negro, un gran medallón, unos taconazos de infarto y un peinado sofisticado me dispongo a coger el bus. Llega enseguida y está vacío como de costumbre, normal, es el número 6, el nuevo. Entro y me siento. Ahora parece que en cada parada entra más y más gente... ¡Qué calor! Da igual, me bajo en la Plaza España (La segunda a la derecha).
Las cuatro y treinta y seis. ¿Ya? Sí, ¡Ya! Pues he perdido el autobús 3... Si el bus no se hubiera precipitado sobre aquel coche de policía..."Vísteme despacio que tengo prisa" ¿No le suena no? Bah, esperaré 10 minutos más.
Cuatro y cuarenta y siete. Mirando por la ventana del bus, que exacto se ha vuelto todo hoy tan de repente... (Eh, que ha pasado a las cuatro y cuarenta y seis, clavado...) Sentada al lado de una pequeña, sonriente y simpática niña pelirroja, los cuarenta minutos de bochorno los he olvidado, sobretodo con la sonrisa brillante que me ha dedicado justo cuando tenia que bajarme.
Las seis y doce, tres minutos para el encuentro. Hoy es el día que tanto esperé y estoy aquí, nerviosa como una tonta y sin saber que decir...
Pasa un minuto, mi nerviosismo incrementa por momentos. Y encima, será puntual, lo sé.
Las seis y quince, está ahí y se está acercando. Ahora si que no sé que hacer. Es muy atractivo, encima tiene una sonrisa que parece oro, plata y todo relacionado con lo precioso... Ya está aquí. Se me ha quedado mirando sonriente. No había pasado ni un segundo y ya había pasado su brazo por mi cintura, me había acercado a él y me había besado como si fuera el último día de nuestras vidas. Luego simplemente, me ha querido hacer el amor.

Por: ese deseo incontrolable que recorre tu cuerpo...

Eh! Bésame así ¿No?

miércoles, 25 de agosto de 2010

En tu cama.

Despierta y arrimada a tu cuerpo desnudo, el suspiro ya es mi himno... No quiero dejarte escapar. Quiero que se repita una, dos, tres, cuatro y hasta cinco veces más. Con tal de que te enamores de mí...
Quien iba a pensar que al final acabaríamos así... Ya lo ves, aquí estamos. Supongo que lo sabes, que sabes que en realidad te amo... Ya sabes eso, que es mucho. Pues eso es lo que me hace caer en la perdición. Ves algo especial en mí, lo sé, si no no estaría aquí y ahora, en tu cama. Pero ¿El qué? ¿Es amistad especial? ¿Amor? Sé mucho de ti, pero en el fondo no sé nada. Sea como sea el final de esta historia. No te vayas nunca de mi lado amigo.

¿Y ahora qué quieres de mi?

Sentada en la silla y frente al ordenador no puedo terminar de creerme nada de esto. Has vuelto, has vuelto y me has dicho que no me has olvidado, que me quieres y que te importo.Yo, como de costumbre, me he puesto a llorar. No sé si de pena o alegría. Una cosa, ¿Tengo que volver a creérmelo? ¿O simplemente aparentar que lo hago? Porque a estas alturas, ya no puedes destrozarme más... O sí. Ahora soy yo la que te dirá: Olvídame y esta vez que sea para siempre. Si estoy distante es porque tus mentiras han dejado de tener valor, si es que lo han tenido alguna vez... (Si te consuela, alguna sí por eso "estuve" contigo). Hoy, quiero ser yo, sentirme libre y pasar página, lo necesito. Mi etapa contigo acabó hace mucho tiempo. Tener y querer a personas como tú que mienten más que respiran no es mi plan. No sé como decírtelo, pero ahora la necesidad de abandonarte para siempre la tengo YO. Creí que jamás me quisiste y lo sigo creyendo. Muy triste la verdad. Por eso, por favor, no me busques más. Quiero vivir.

Olvídame mi amor.

viernes, 20 de agosto de 2010

Quiero contigo TODO

Llévame a la playa. Tírame a la arena. Mírame. Bésame. Tócame. Háblame despacio. No me resistiré.
Desátame de mis cuerdas. Luego, poseeme...

miércoles, 18 de agosto de 2010

Me encanta.

Cógeme fuerte y bésame. Hazme tuya por si nunca lo vuelvo a ser. Désnudame lentamente mirándome a los ojos. Luego bésame otra vez. Susúrramelo todo para que muera de placer. Arrímame mucho a tu cuerpo desnudo para que cada vez que te vea pueda sentirlo otra vez. Muérdeme el cuello como señal de locura.
Pídeme que lo deje todo por tí solo esta vez. Después ya todo me dará igual





Verdadero amor.

Te echo de menos y eso sin aun haberte tenido. Aun no te he tocado y me estoy lamentando. ¿Qué siento? No me entiendo. ¿Qué puedo hacer? No lo sé.
¿Te quiero? Tal vez. Te siento, pero sin querer… Nada cambiará lo sé. Lo siento tenía que probar, lo necesitaba, aunque ya todo da IGUAL.

miércoles, 23 de junio de 2010

GOING UNDER!

Se acaba tu tiempo. Pido algo más, una señal. Respóndeme. Piensa en lo que tienes. Consérvame, compárteme, ámame. Me estás dejando caer, aunque realmente quien está cayendo poco a poco eres tú. Deja atrás tu pasado o no podré compartir mi futuro.
Atiendeme, te lo voy a decir una vez más. Me estoy hundiendo, me estoy muriendo, sálvame. Tiéndeme tu mano o tendré que salvarme yo misma. Nuestro amor muere, haz algo, hazlo YA!
No te das cuenta, pero no puedo más, me estoy hundiendo y a gritos te estoy pidiendo: sálvame!
Reacciona o quien me pedirá ayuda serás tú. No me encuentro, estoy perdida, muerta de celos.
Me estoy hundiendo, ahogando. Sálvame, no por mí si no por tí. Así no puedo vivir, me falta algo, me faltas tú. Por ello me estoy hundiendo, estoy cayendo. Al fin y al cabo quien tendrá que acabar con esto seré yo...
Te pido ayuda, no sé que hacer, no me dejes sola otra vez. Me estoy hundiendo, sálvame.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Dulzura y sobriedad.

Ahora vienes con más ganas que nunca, quieres comerte el mundo, quieres brillar y VOLAR!
Por fin dejas de soñar, ahora quieres hacerlo todo realidad. Lo tienes todo a punto, preparado. No sabes muy bien lo que te espera, pero te encanta el riesgo. Aquí la adrenalina es tu mejor medicina.
Lo apuestas todo a una carta, a perder o ganar, a deslumbrar o fracasar. Todos tus planteamientos anteriores han sido erróneos, pero ahora no piensas en nada de lo anterior, nada te sirve de experiencia, dejas que esta sea tu primera vez. Serás tu misma, como nunca lo habias sido, dejarás tu vergüenza a un costado y saltarás a tu propio escenario a la espera de tus propios fans. Esta vez si tienes que hacerlo, lo harás, no lo pensarás, te dejarás o actuarás. Total, ¿Qué más da?

martes, 27 de abril de 2010

Éramos.somos.seremos (L)


Ella, sí , ella forma parte de mi insignificante vida que cada dia
se hace más grande con su presencia.
Es algo que no se puede explicar,
NUNCA me ha fallado
y aunque lo hiciera le perdonaria
todas las veces que fueran necesarias.
Siempre conmigo a mi lado,
escuchándome, aconsejándome, apoyándome
y queriéndome como no lo hace nadie.
Porque ella es la persona que me proporciona
aquellas palabras tan perfectas
que siempre me tranquilizan.
Es cuestion de ser como es, ella misma. (L)


Sonrisas y más sonrisas (L)!


2> SIEMPRE.


Desde antes hasta ahora y hasta siempre.












Próxima parada con ella: el infinito, el cielo. Porque eres lo más grande. TE AMO (L)!

miércoles, 21 de abril de 2010

NO más

Una inexplicable sensación de felicidad que recorre todo mi cuerpo dándome ganas de vivir. Todo ha pasado a la historia, puf! realmente lo necesitaba, necesitaba un cambio...
Y ya no me tienes, no me tienes en ningún aspecto, dirás: por fin, no? Y yo te digo: te sobrará tiempo para arrepentirte. Ya era hora, hora de dejar de sobrevivir de los recuerdos que no son totalmente verdaderos o... quizás sí. Que más dará! No voy a parar a preguntarmelo. NO más tiempo perdido! Ahora me tocará a mi. Por cierto amor, a partir de ahora no me busques porque no me encontrarás :)


Con cariño para mi ex amado!

martes, 13 de abril de 2010

Solamente sola



Hoy me pregunto ¿No eras tan simple? Creo que no, veo que no mucho.
¿Por qué en lugar de una eliges 2,3,4 o hasta 5? Tú crees que te van a dar el equivalente ¿Verdad? Es hora de que creas que no. No te lo digo yo, te lo dice tú corazón. ¿La reservas toda la vida? ¡Vas muy equivocado! Pasará otro que se la llevará y muy solo te vas a quedar. Supongo que tampoco pide que des su vida por ella ni mucho menos, solo busca atención y amor. Tiene muchas ganas de querer. ¿No es lo que en realidad necesitas? Ay no! que tonta, no quieres hacerle daño. Ahora mismo es ella quien te lo pide. Atrápala.

[...]

- Pásame la sal, por favor.
- Aquí tienes.
- Ah, también el amor, la pasión y la lujuria.

domingo, 11 de abril de 2010

Mi vida.

Estás allí con él, lo deseas todo, todo da lo mismo, estás segura, es tu turno, él es perfecto y es un experto. ¿Qué más puedes pedir? Te llena, te completa. Los minutos pasan, no pierdes el tiempo. Te encanta y le encantas. Nada puede mejorar, te sientes querida y complacida. Y ahora bien, que es realmente, ¿Amor o solo sexo? ¿Sexo con amor o amor con sexo? No lo sabes muy bien, solo te importa el momento. Pero como es el después, eso no se sabe hasta que pasa. Acaba y no puedes controlar tus lágrimas, no tienes ganas de llorar, pero ellas caen y hacen cuestionarte lo que has hecho y como lo has hecho. Te sientas medio desnuda, en la cama, te sientes mal, como jamás te habias sentido, no sabes que hacer. Comienzas a pensar, no te sientes valorada, estás desmoralizada. Ni siquiera te ha besado antes de irse, se ha marchado sin más, te ha dejado ahí, sola. ¿Sigues pensando lo mismo de él?


video


5 minutos para las 4. Aun queda una parada, suspiro, estoy algo nerviosa, no me preocupa, es simplemente un rollo. Miro por el cristal y de lejos veo a alguien, creo que es él. Lleva un sombrero, un sombrero que no le queda nada mal, también una camisa negra y unos pitillos; es diferente a las fotos. Llego, camino hacia él. Está sentado, me mira y me acerco. Me coje y me besa. Le sigo. Besa estupendamente. Se levanta, me coje de la mano y vamos por aquel camino de tierra.
Por fin llegamos a la cartelera, ya tenemos película. Cada vez quiero estar más con él. Sacamos las entradas. Nos apartamos de la fila, se para y me dice: Eres guapa, más guapa que en las fotos.
Le miro, le sonrio, le doy las gracias y le beso.
Son las 7, ya me ha comido a besos pero mi día está apunto de acabar y no quiero, lo estoy pasando bien. No sé que haré después. La peli ha sido genial y él aun más. Me acompaña a la estación. Estamos abrazados, me vuelvo a sentir querida de nuevo. Me gusta, me gusta mucho. ¿Yo a él? Llega el tren, es hora de irme. Me besa, le beso, nos besamos. Le sonrio, me mira. Subo al tren, me siento y agita su mano. No pensaba que todo fuese asi, siento que quiero repetir. Quiero conocerle más, compartir algo con él.


video

sábado, 10 de abril de 2010

Él.

Y siempre me pregunto como puede calar alguien tantísimo, como puede causar reacciones tan inimaginables en el otro, en este caso en mí. Todo comenzó con una simple cita que no tenia argumentos, una cita un tanto desinteresada del amor. En realidad iba/ibamos para vivir el momento, fuí como si no hubiera un después. No sabia o no me interesaba lo que ocurriese más adelante... Por dios, me enganché de él. No paraba de desear que aquellos labios volvieran a besarme tan apasionadamente o que sus manos me tocaran tan dulcemente sin que nada más existiera en aquel momento... Cada segundo que pasaba dependia más de él. Me daba todo, todo lo que necesitaba. No podia ir todo mejor. Pero ¿Por qué no estaba enamorado de mí? Estaba dispuesta a darlo todo por su amor, habia sido todo tan rápido que no sabia como organizarme, como sentirme ni como expresarme. Lo único que queria era que me mirara a los ojos como él hacia para luego sonreirme tímidamente dandome a entender que por mí iria hasta el fondo del mar... Solo quiero amarle.
Siento que algo cambió en él. No me mira igual y me entristezco, algo ha cambiado en él, algo ha cambiado entre nosotros. Ahora él comparte sus besos con otra, ya nada es igual, todo ha cambiado. Ahora, ¿Podré cambiarlo yo?